EL TRIANGULO ROJO

CIUDAD DE JUAREZ

(ARTICULO DE OPINIÓN REMITIDO PARA SU PUBLICACIÓN POR ALGUIEN IMPRESIONADO AL VISITAR CIUDAD JUÁREZ, MÉJICO)

Desde que salió la mala noticia de los asesinatos de mujeres en la Ciudad de Juárez (México), fue una noche en la que iba conduciendo y me estaba enterando por la radio de la noticia tan desagradable que se estaban produciendo los cientos y cientos de asesinatos de mujeres en esa ciudad, fue cuando me llamo la curiosidad de por qué se producían estos asesinatos y cuál era la causa o motivos del  por que el individuo o individuos lo realizaban.

 Así pues me decidí a investigar este desagradable asunto por mi cuenta y viajar a Ciudad de Juárez. Antes de partir hacia allá se lo comunique a mis amigos más íntimos. No tardé en recibir por parte de ellos su respuesta, que yo me suponía que me iban a dar, de que estaba totalmente chiflado y que no sabía que me iba a meter sino en la mismísima boca del lobo, que iba a ir allí y en dos días venía de vuelta a mi país metido en una caja de roble.

Sé de sobra que intentaron meterme miedo o intimidarme, comprendo que me quisieran como a un hermano y evitaban por todos los medios que no fuera, pero ya estaba decidido y me aventuré a ir. En ese momento me sentía como una especie de Indiana Jones pero a diferencia de este señor no de aventuras en busca de algo perdido sino de aventuras de terror, algo totalmente diferente.

Por supuesto no iba a estar solo pues allí tengo unas amistades que vinieron a conocer mi país, y les encantó. Se lo comuniqué a ellos de que iba a hacerles una visita, encantados quedaron, lo que no quedaron tan encantados cuando les comuniqué de que iba a investigar el caso de Juárez y de que les iba a hacer a ellos precisamente una pequeña entrevista para que me informaran de todo lo que sabían.

 Finalmente se decidieron por concederme la pequeña entrevista pero con la sola condición de que no pusieran nombres, a lo que me comprometí.

Cuando llegué a la Ciudad de Juárez estaban mis amigos esperándome. Me dieron un fuerte abrazo de bienvenida, tomamos el coche y me llevaron al hotel. Por la noche fueron a recogerme y me llevaron a su casa lo que tenían que contarme preferían hacerlo desde su acogedor hogar.

 Por mi parte empecé a preparar la entrevista. Nos sentamos todos alrededor de la mesa y empezaron a contarme todo lo que sabían exactamente.

Según su versión los primeros asesinatos que se empezaron a cometer fueron entre los años 1992 hasta 1997, se detectaron 119 casos. Hasta la fecha de hoy (diciembre 2005) van por 476 casos y sigue avanzando. Hace como cuestión de 12 años cogieron a un rutero o camionero. Fue el primer cabeza de turco que cayo, le apodaban: " EL EGIPCIO", lo condenaron a unos cuantos años de cárcel, pero aún estando en prisión los asesinatos se siguieron sucediendo y eso aumentó más las sospechas ¿si el causante de estos hechos ya estaban en prisión, como es posible que los asesinatos seguían cometiéndose?, o eran dos asesinos, o se habían equivocado de persona. Dado este hecho el juez no tuvo más remedio que concederle la libertad.

Años después, noche tras noche y día tras día, encontraban un cuerpo de mujer nuevo enterrado en el desierto, bien con síntomas de violación o bien con síntomas de mutilación. Se empezó a sospechar de este segundo tema, el de la " mutilación", pues la mayoría de las mujeres que aparecían muertas estaban mutiladas o les faltaba sus órganos, entonces se empezó a temer que los asesinatos se debían a esta causa última. Algún grupo mafioso que se dedicaba a estas atrocidades estaba en Ciudad de Juárez para suministrarlos a sus vecinos los norteamericanos, que pagaban muy bien los órganos que les suministraba supuesta mafia mexicana.

Pero a todo esto el pueblo de Juárez hablaba de estas atrocidades en un sentido hipotético, ya que conocían de sobra a los autores pero no podían demostrarlo, así que la gente lo que hacía y sigue haciendo es oír, ver y callar.

De las tantas víctimas que hubo en esta ciudad hubo una chica de 17 años que salvo su vida por los pelos. Mis amigos no accedieron de manera alguna a decirme el nombre de esta muchacha, a lo que yo por supuesto les respeté tal decisión suya en todo momento. La historia de esta chica, de lo que le ocurrió, me dejo de piedra: la muchacha buscaba trabajo y llamó a un lugar para una entrevista de trabajo. Cuando llegó a aquel edificio la invitaron a entrar y le ordenaron que esperaran en una de sus habitaciones. La chica al ir avanzando poco a poco se percató que aquel edificio no era un lugar para entrevistas de trabajo que era otra cosa que no tenía relación con lo que iba buscando. Al darse cuenta de qué clase de edificio era trató de escapar pero la agarraron, la amordazaron, y la metieron en una habitación. La chica sin esperarlo se había metido en la boca del lobo pues aquel edificio era y es un club de alterne. A la habitación entró un señor, la cogió y se la llevó a rastras hacía un coche donde había otros dos señores. Se alejaron de la ciudad a toda prisa. 

El coche entró en una mansión de lujo, que pertenece a una de las familias más importantes de Cuidad de Juárez, una mansión en medio del desierto. La sacaron del coche y la metieron en la mansión. Los raptores se la presentaron a un señor que pertenece a esa FAMILIA y este señor, junto a otros más, la violaron. Consumida dicha violación fue arrojada a los guardaespaldas que estaban al servicio de esta FAMILIA acomodada. Uno por uno también la fueron violando hasta que el último se compadeció de ella aunque tenían órdenes estrictas de parte de ese señor importante de ”borrarla del mapa” para que no hablara. La ayudo a escapar y a cruzar la frontera y le dio algo de dinero, todo esto con una condición de que no hablara nada de nada de lo que le había ocurrido.

La muchacha cruzó la frontera pero no podía de ninguna manera callar y terminó por contarlo en una televisión norteamericana. Donde después de la entrevista televisiva se entrevistó con otra periodista que investigaba estos asesinatos llamada Diana Washington, quien vive actualmente en la ciudad de El Paso ( Estados Unidos). Una vez que la periodista escuchó toda la historia confirmó sus sospechas de que detrás de todo esto había una mano negra poderosa que manejaba a su antojo a todo aquel que estaba por debajo de ella y esa mano es simplemente la de una de esas familias grandes de Juárez. Fue cuando pudo terminar de escribir su libro por que había conseguido el eslabón que le faltaba, el nombre de esa FAMILIA que está detrás de todo y de la que tampoco quiero revelar su nombre, pues sigo respetando la decisión de mis amigos.

 A la chica le comentaron que el Canal 5 de México quería hacerle una entrevista de lo que le llegó a ocurrir pero le advirtieron que no fuera siquiera a cruzar la frontera pues era una trampa, que la matarían al cruzarla, no llegaría a los estudios de televisión puesto que el dueño y señor de ese canal es el dueño y señor de otros canales y es también amigo íntimo de esa FAMILIA adinerada. Estaba todo planeado, le ocurriría lo mismo que a Diana Washington, que tampoco puede volver a su país por las amenazas de otra gran FAMILIA. 

El escándalo no tardó en llegar y todos señalaban a esa FAMILIA pero ésta está muy protegida incluso por la misma policía, que ha dado carpetazo al asunto aunque los asesinatos se sigan cometiendo. Mis amigos me comentaron que la misma policía hace también desaparecer cuerpos, me contaron tal y como Diana Washington contó en mi país, cómo cogen los cuerpos, los mutilan, les quitan los órganos que mandan a los Estados Unidos y cómo el resto se lo dan a los cerdos para que se lo coman. 

Siguieron dándome un dato más que relevante sobre este asunto porque parece ser que uno de los órganos de una pobre muchacha asesinada llegó a ser implantado a la hija de un senador republicano por Denver (Colorado). El famoso F.B.I. se metió de lleno en el asunto del tráfico de órganos procedentes de los asesinatos de Juárez pero....¡ claro esta! como es la hija de un senador.... pues ya se sabe. El famoso F.B.I. dejó de investigar.

Ése es el motivo de que dijera anteriormente que la gente de Juárez lo que hace es oír, ver y callar por que la misma policía también, para desgracia de todos, está metida hasta el mismísimo cuello.

El asunto no podía terminar así para que esa prestigiosa "FAMILIA". La policía cazó a dos nuevos cabezas de turcos, los torturaron hora tras hora, día tras día, para que firmaran un documento en el que declaraban los causantes de esos asesinatos pero resistieron. Uno de ellos murió en circunstancias extrañas en la cárcel. El otro llegó a sobrevivir para el juicio, el juez dictaminó sentencia y no le encontró culpabilidad ninguna quedando en libertad.

Así fue el asunto: uno tenía que vivir el otro morir, y hubieran muerto los dos ya eran demasiadas casualidades ¿creen ustedes?.

Las víctimas en su mayoría eran estudiantes o de clase obrera, alguna que otra prostituta para desviar el tema. Las mayoría de las estudiantes eran de una academia de informática, precisamente propiedad de esa "FAMILIA"  ¿mucha casualidad no ven ustedes?

Pero ¿y por parte del gobierno mexicano, qué hace al respecto? pues sencillamente para que el pueblo de Juárez viera que el gobierno estaba preocupado por esta horrorosa historia mandaba sus procuradores o investigadores pero al final...nada de nada, también le daban carpetazo al asunto, porque cuando algún ministro o el mismo presidente Vicente Fox, llegan al lugar son recibidos en el mismo aeropuerto por esa gran "FAMILIA"  que después les da alguna que otra vueltecita por la ciudad y al final todos tan amigos.

Esta fue la verdadera historia que me comentaron mis amigos. Al día siguiente me llevaron a un lugar casi desértico donde hay 12 cruces que representan a 12 muchachas que aparecieron muertas y mutiladas detrás de ellas, en una especie de pequeño canal. Fueron encontradas gracias a un anciano que pasaba por ahí con su perro que empezó a olfatear y excava y fue hallando uno por uno los cuerpos.

Después me llevaron a una urbanización de casas y mansiones de lujo donde también se hospeda esta "FAMILIA", o una de ellas ya que posee demasiadas mansiones de lujo. Pasamos por su calle y había un coche aparcado donde dentro estaban unos guardaespaldas. Mi amigo giró hacía la izquierda, me bajé, cogí la cámara de foto y fotografié una de sus bonitas casas, todo con sumo cuidado para que no me vieran los “gorilas”.

Y ya por último ¿por qué le titulo a este artículo " EL TRIÁNGULO ROJO"?, pues sencilla y simplemente porque lo que describo es un triángulo. En el vértice superior está esa distinguida "FAMILIA" unida hacía uno de sus vértices inferiores con la policía que limpia los trapos sucios y por el otro por los guardaespaldas.

El rojo es porque está manchado por la sangre de las víctimas con las que por desgracia esta gentuza se ha divertido.