¿ES PELIGROSA LA HIPNOSIS?

 


La hipnosis coloca el sujeto en contacto con su vida emocional, de ahí pueden surgir, emociones reprimidas, conflictos psicológicos, traumas olvidados y un largo etc., que hace con que la hipnosis sea el factor desencadenante de conflictos subjetivos reprimidos en ese lugar de la mente, que el operador debe saber afrontar en momentos críticos durante la sesión, por ello siempre desaconsejo jugar con las técnicas hipnóticas, pues se pueden provocar ciertas secuelas emocionales en el sujeto o hasta empeorar sus conflictos psicológicos, complejos, neurosis, etc. Ese es el verdadero peligro de la hipnosis. Otra contraindicación es el uso de la hipnosis en sujetos que padecen Epilepsia o esquizofrenia.



¿QUE OCURRE SI DURANTE LA SESIÓN EL HIPNOLOGO SE DESMAYA, EL SUJETO SIGUE EN TRANCE INDEFINIDAMENTE?

La hipnosis es un proceso de inducción a cierto estado alterado de conciencia, si en el momento que el sujeto esta en trance profundo, el operador  sufriese un accidente y quedara inconsciente, el hipnotizado pasaría en unos 10 minutos aproximadamente, del actual estado de hipnosis a un sueño natural despertándose sin ningún problema.



HAY QUE ESTAR  MUY PREPARADO

El operador debe estar muy preparado para saber reaccionar con naturalidad cuando en una sesión se producen fenómenos emocionales reprimidos en el sujeto, o reacciones violentas, que alteran todo el sistema nervioso del sujeto, pues experimenta en esos momentos las mismas emociones que vivió en el momento del trauma.

El comportamiento, las palabras, el ritmo de la voz, las sugestiones, la seguridad en lo que se hace y principalmente mucho conocimiento de psicología y de los procesos inconscientes, son factores primordiales para la que la hipnosis sea una forma de engrandecimiento al ser humano, a través de ella, se pueden solucionar, traumas y problemas psicológicos, incluso enfermedades psicosomáticas, como por ejemplo la neurosis de conversión, o otras formas de somatismos que provienen de desajustes en la mente inconsciente del sujeto.

Problemas de comportamiento, timidez, inseguridad, fobias, trastornos afectivos, complejos, desajustes sexuales como la impotencia, eyaculación precoz (cuando es de origen psicológico) se pueden solucionar a través de la hipnosis o sofrologia.
Llevo unos 18 años utilizando las técnicas hipnóticas y he tenido grandes satisfacciones al ver que se le puede ayudar al paciente a tener una mejor calidad de vida y eso en sí, ya me da un gran motivo para utilizarla con fines humanos.

 

volver