Consejos para Dejar de Fumar     

¿Por qué debe hacerlo?

1. Porque lo puede matar

En términos simples, fumar le resta un promedio de siete años de vida y el riesgo de un ataque al corazón se duplica.  En los Estados Unidos, una de cada cinco muertes está relacionada con el tabaco, al igual que una de cada tres muertes por cáncer.  Eso incluye todo tipo de cáncer: de pulmón, boca y de garganta, al igual que el de vejiga, riñón, páncreas, estómago o de cuello del útero.

 

2. Porque daña los pulmones

Para entender por qué el fumar es tan dañino, conviene saber como funcionan los pulmones.

Cada vez que toma aliento, el aire pasa por la tráquea hasta los bronquios, los cuales se arborizan en vías aéreas cada vez más pequeñas por todo el pulmón y terminan en unos saquitos de aire llamados alvéolos.  Los alvéolos transfieren el oxígeno del aire que inspira directamente a la sangre.  

El humo del cigarrillo contiene una serie de sustancias tóxicas e irritantes que se acumulan en el fino tejido pulmonar causando una alteración, en algunos casos irreversibles, en la estructura y función del pulmón.

Complicaciones específicas del fumar :

  • Tos del fumador:

A lo largo de las vías respiratorias tenemos unos pelitos protectores llamados cilios que impiden la entrada del polvo y otros contaminantes en los pulmones.  Con el tiempo, el humo del cigarrillo, las partículas de polvo y otros productos químicos pueden dañar a destruír, completamente los cilios.  Para suplir la falta de cilios los pulmones producen un exceso de mucosidad, la cual puede obstruir las vías respiratorias y causar la tos del fumador.  Además, el sistema protector del organismo resulta fuertemente alterado.

  • Bronquitis Crónica:

    Muchas personas experimentan los desagradables síntomas de la bronquitis cuando están muy resfriadas: tos intensa, garganta “irritada”, dificultad para respirar y necesidad de expectorar el exceso de mucosidad de los pulmones.  Desgraciadamente para los fumadores, a menudo la bronquitis puede volverse crónica.  La tos, la expectoración y la inflamación de las vías aéreas pueden durar meses y cada año se hace más difícil respirar cada vez durante periodos más largos.

  • Enfisema:

    La bronquitis crónica es de par sí una enfermedad seria, pero a menudo provoca además el enfisema.

    Cuando se irritan los bronquios, algunas vías respiratorias se bloquean y atrapan aire en los pulmones.  En consecuencia, las paredes de los alvéolos de aire pueden distenderse y romperse y los pequeños vasos sanguíneos donde se producen el contacto entre la sangre y el aire empiezan a desaparecer.  A medida que continúan la deformación y destrucción de los alvéolos, los pulmones comienzan a ser menos eficaces en el intercambio de dióxido de carbono por oxigeno y cada vez se hace más difícil respirar.

  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC):

EPOC es la sigla que describe a una serie de enfermedades, incluidas la bronquitis y el enfisema.  Afortunadamente, muchos casos de EPOC pueden tratarse con una terapia de mantenimiento a base de broncodilatadores como el aerosol de inhalación.

Si experimenta regularmente cualquiera de los siguientes síntomas, puede que esté afectado por alguna forma de EPOC:

  • Tos intensa y persistente entre catarros

  • Expectoración de mucosidades

  • Dificultad para respirar

  • Frecuentes y fuertes catarros

  • Falta de aliento al esforzarse

Si es así, consulte al médico para que lo trate

  • Cáncer de Pulmón:

La enfermedad pulmonar más grave es el cáncer, cuya causa principal es el cigarrillo.  Las células cancerígenas crecen rápidamente y terminan bloqueando los bronquios.  Si no se interviene a tiempo, estas células invaden el tejido pulmonar y pueden propagarse al resto del organismo.  Las células cancerigenas se difunden a menudo por el sistema linfático a otros órganos vitales, donde producen nuevos cánceres.

3. Porque afecta a su salud

El fumar puede contribuir a lo siguiente:

  • Enfermedades cardiacas

  • Hipertensión arterial

  • Reducida capacidad y resistencia pulmonares

  • Úlceras

  • Enfermedades de las encías

  • Dolor de garganta

  • Frecuentes catarros fuertes

  • Pérdida del gusto y del olfato

  • Las mujeres fumadoras pueden experimentar:

    • Mayor dificultad para quedar embarazadas

    • Mayor riesgo de ataque al corazón cuando se combina el fumar con el uso de anticonceptivos.

    • Menopausia uno a dos años antes de lo normal

    • Mayor riesgo de osteoporosis (debilitamiento de los huesos)

    • Y cuando están embarazadas, corren mayor riesgo de:

      • Tener un recién nacido de poco peso

      • Dar a luz un niño muerto a de mayor mortalidad infantil

4. Porque es dañino para los demás

No es nada nuevo que el fumar causa molestias a las personas que están a su alrededor.  Pero ahora se ha comprobado que además es nocivo para la salud de estas.  Sorprendentemente, el humo del cigarrillo contiene el mismo material cancerigeno que el que Ud. inhala directamente.  Esto ayuda a explicar par qué las parejas que viven con alguien que fuma tienen un 24% más de probabilidades de padecer cáncer que las que viven en hogares donde no se fuma.

Varios estudios han señalado también que los hijos de padres fumadores tienen mayor probabilidad de padecer enfermedades respiratorias que los hijos de no fumadores.  Y no olvide que, si Ud. fuma, es mucho más probable que su hijo empiece a fumar.

 

Usted contribuyó a su vida.....  No contribuya a su muerte

 

5. Porque no es atractivo

Los   fumadores suelen experimentar arrugas prematuras.  Además, el fumar mancha los dientes y los dedos, es causa de mal aliento y deja un olor desagradable en la ropa y el pelo.

 

6. Porque es caro

Si  deja de fumar ahorrará una suma considerable de dinero.  Un paquete  diario representa unos $ 400.000 al año.  Las consultas médicas, los medicamentos y los días de enfermedad incrementan este valor.  Piense en el ahorro que hubiera significado haber dejado de fumar unos 10 años atrás.  Nunca es tarde, empiece hoy.

7. Porque es un problema

Cada vez hay más espacios públicos para los No-fumadores.  En Chile existen  restricciones para fumar en lugares públicos (cines, buses de transporte público, durante los vuelos nacionales, áreas señalizadas en restaurantes, etc.)  Estas restricciones aumentarán aún más a medida que el fumar sea cada vez menos aceptado socialmente.

 

8. Porque nunca es demasiado tarde

Cuando deja de fumar en forma permanente, reduce en forma significativa el riesgo de morir de cáncer de pulmón o de experimentar problemas cardiacos.  Diez años después de dejar de fumar tiene las mismas probabilidades de sufrir enfermedades cardiacas que una persona que no fuma. 15 años después, su riesgo de cáncer de pulmón es solo ligeramente mayor que el de la persona que no fuma.

 

¿Y que pasa con ...

  • el aumento de peso

    Aunque la mayoría de las personas engordan cuando dejan de fumar, el aumento promedio de peso es de solo 3 Kg. Únicamente el 3,5% de los que dejan de fumar engordan mas de 10 Kg. Los beneficios para la salud del dejar de fumar son muchos más que los problemas de un pequeño aumento de peso. Si está muy preocupado por el aumento de peso consulte a su médico quien le recomendará una dieta adecuada para disminuir su peso.

  • Cigarrillos de poca nicotina

    Si cree que los cigarrillos que contienen poca nicotina y alquitrán son una buena alternativa, !se equivoca!. Desgraciadamente, las personas que se cambian a marcas con menos nicotina y alquitrán a menudo fuman más cigarrillos. Incluso si no lo hace, los beneficios para la salud son insignificantes en comparación con los de dejar de fumar completamente.

  • Cigarrillos mentolados

    Los cigarrillos mentolados tampoco son una buena alternativa. En realidad son más dañinos que los normales: debido a ese sabor más suave, muchas personas suelen inhalar más profundamente o retienen el humo en los pulmones durante más tiempo. Ninguna de estas dos cosas es buena.

  • Dependencia de la nicotina

    Si ha fracasado en varios intentos de dejar de fumar, o si su dependencia de la nicotina es particularmente fuerte, el médico puede recetarle un programa para tratar la dependencia inclusive los nuevos métodos para ello, como los parches, chicle o fármacos.

Dejar de Fumar. ¿Cómo hacerlo?

Si Usted está consciente del enorme daño que le produce el cigarrillo y ha decidido dejar de fumar, tenga en cuento lo siguiente:

  • Es indispensable que usted piense, ¿en qué situaciones específicas busca el cigarrillo?

  • Analice cuando y por qué fuma

  • Por estrés para calmar su ansiedad

  • Para sentir placer en una situación agradable

  • Para combatir el aburrimiento

  • Para mejorar su imagen

  • Piense cuanto gasta en cigarrillos

    • Hago cuentas de cuánto dinero gasta fumando en un año.

    • Cuente también el dinero que gasta en fósforos, encendedores, etc...

    • ¿Qué cosas ha dañado en su casa por descuido con un cigarrillo? (sábanas, manteles, ropa, mesas de noche, asiento del auto etc...)

Si decide dejar de fumar tenga en cuenta estas recomendaciones:

  • Limpie su alcoba o el sitio donde fumaba más, así retira el olor del cigarrillo.

  • Visite a su dentista y realice una buena limpieza bucal .

  • Aléjese de los fumadores cuando vaya algún sitio.  Ubique una sección de no fumadores.

  • Coméntele a su familia y amigos que dejó de fumar para que respeten su decisión y no fumen cuando usted está presente.

  • Cambie su rutina, elabore un programa diferente el que llevaba, incluya algo de ejercicio.

Es necesario que se ponga metas cuando decida dejar de fumar

  • Si es necesario, hago una lista de cosas por las cuales tiene que dejar de fumar.

  • Prométase un regalo, como recompensa .

  • Forme parte de algún grupo deportivo, algo en lo cual siempre ha querido participar (Ej.  Una carrera)

  • Propóngase tener una sonrisa espectacular con dientes blancos y mejorar su presentación personal.

¿Cómo manejar el deseo de fumar?

  • Justo antes de levantarse de la cama, prométase que pasará todo el día sin fumar.

  • Haga ejercicios, camine, monte en bicicleta.

  • Tome más líquido

  • Disminuya el alcohol

  • Comience un programa de ejercicio moderado.

  • Manténgase ocupado (asista el cine, teatro etc...)

  • No olvide botar cigarrillos, fósforos, encendedores, ceniceros, etc., y todo lo relacionado con fumar.

  • Después de almuerzo, tome un caramelo, unas frutas secas o bébase un refrescante vaso de agua fría o soda.  Realice una caminata corta, evite la siesta.

Nicotina 

Si ha fracasado varias veces en sus intentos de dejar de fumar o si su dependencia de la nicotina es particularmente fuerte, el médico puede recetarle un programa para combatir esa dependencia.  Le ayudará también a decidir si algunos de los nuevos métodos para aliviar la abstinencia de la nicotina (chicles o parches de nicotina) son adecuados para usted.

La nicotina es un duro contrincante, pero usted puede ser más fuerte.  Su vida puede depender de ello.  Recuerde que los primeros dos días son siempre los peores.  Dese un premio por haberlos aguantado.  Y busque ayuda entre su familia, amigos y compañeros de trabajo.  Lo más probable es que les agrade ayudarle.

 

Dejé de Fumar. ¿Y ahora qué?

Lo que debe comer

  • Comidas alcalinas:

    Un pequeño cambio en su dieta puede ayudar a vencer más fácilmente la necesidad de nicotina.  Trate de comer verduras, frutas secas, semillas y frutas no cítricas.  Estos son alimentos alcalinos los cuales tienden a minimizar su necesidad de cigarrillos debido a que eliminan más lentamente la nicotina del sistema. Intente bajar su consumo de carnes, pescados, huevos y aves de corral porque son alimentos que contienen ácidos.

  • Vitaminas:

    El fumar suele consumir las reservas de vitamina C y vitamina B 12 del organismo.  Puede tomar suplementos vitamínicos para compensar esta deficiencia. O, lo que es todavía mejor, puede ingerir vitaminas directamente de los productos naturales que las contienen:

    • Vitamina C: Se encuentra naturalmente en frutas cítricas como naranjas, limones y kiwis (las cuales pueden empezar a comer tan pronto como se reduzca su necesidad de fumar) y verduras como los tomates o el brócoli.

    • Vitamina B 12: Se encuentra en la leche y los productos lácteos.  Además debe suplementar su dieta con ciertos productos nutritivos para fortalecer su salud durante el periodo de abstinencia.  Estos incluyen:

    • Vitamina B 1:  Que se encuentra en granos enteros y frutos secos.

    • Vitamina E: De aceites y margarinas.

    • Betacaroteno: En frutas y verduras de color anaranjado; Vitamina A en verduras de color verde oscuro y amarillo y en leche entera y productos lácteos.

Qué  hacer para no aumentar de peso

Como decíamos anteriormente solo un pequeño porcentaje de personas aumenta su peso promedio en 10 Kg luego de dejar de fumar.  Las siguientes son algunas sugerencias para ayudarle a mantener un mínimo aumento de peso después de dejar de fumar. ¿Cuáles son las más apropiadas para usted?

 

  • "Empecé a comer y no pude parar" 

Un efecto típico cuando se deja de fumar es sentir mayores ganas de comer.  Cuando decida dejar de fumar trate de tener a mano bastantes “snacks” (tentempiés) de pocas calorías: fruta seca, verduras, palomitas de maíz sin mantequilla e incluso los dulces sin azúcar son buenas opciones que debe tener en cuenta.

  • "Iba tan bien que empecé a recompensarme con comida"

Está bien recompensarse.  De hecho, debe hacerlo regularmente, Pero no exclusivamente con comida.  En vez de ello, cómprese algo frívolo con el dinero que ha ahorrado desde que dejó de fumar o haga algo que siempre ha querido hacer, coma tomar clases de baile o lecciones de tenis.

  • "Me he aficionado mucho a los dulces"

Si se siente necesidad de comer dulces, en su lugar coma fruta fresca.  Una naranja a mandarina puede saciar igualmente su apetito. O, por el contrario coma algo agrio.  Los alimentos agrios suelen terminar con la necesidad de dulces.   

  • "La comida normal es tan buena que me cuesta trabajo dejar de comer"

Después de que deje de fumar su paladar recuperará la sensibilidad que perdió cuando fumaba.  Las comidas más básicas -incluso el pan- suelen saber mejor.  Está bien permitirse algunos placeres simples, siempre y cuando tenga cuidado con los alimentos más ricos en calorías y especias.

  • "Ahora tengo mucho más apetito"

El dejar de fumar mejora tanto la salud como el apetito.  Siempre que satisfaga su apetito con alimentos saludables y de pocas calorías no debe tener problemas con su peso.  Pero si los tuviera, intente hacer ejercicio más a menudo durante períodos más largos.

  • "Comer es la única forma de librarme del nerviosismo"

El nerviosismo posterior a dejar de fumar suele durar solo un par de días, pero si persiste no empiece a comer alimentos ricos en calorías, ni vuelva a fumar.  En vez de ello, beba muchos sorbos de agua durante todo el día y coma muchas verduras crudas.

  • "Como igual que cuando fumaba pero aumento de peso"

Nadie sabe por qué pasa eso, pero le ocurre a un pequeño grupo de personas.  No hace falta una dieta rigurosa.  Con que deje de comer un poco a haga más ejercicio debe bastar para frenar el peso.

  • "Como para satisfacer mi fijación oral"

Sustitúyala por chicle o dulces sin azúcar, o frutas y verduras frescas.

 

¿Qué más debo hacer?

  • Ejercicio

Una cosa es dejar un mal hábito, pero otra es mantenerse saludable y mejorar su respiración, para ello debe empezar a ejercitarse con regularidad.

Si es como mucha gente, el ejercicio puede ser para usted un arma de doble filo: no hace mucho ejercicio porque se cansa y pierde el aliento.  Pero la razón de que se canse y pierda el aliento es precisamente que no se ejercita.

  • Hágase una rutina

El romper un círculo vicioso no es muy difícil.  El truco consiste en tener paciencia y en comenzar poco a poco.  Primero, consulte a su médico para que le recete un plan de ejercicio adecuado.  Luego para el ejercicio escoja un momento del día en que no está cansado y que le sea difícil de cancelar.  Intente encontrar un amigo o amiga con quien ejercitarse (es más fácil que haga ejercicio si va acompañado que por su propia cuenta).  No se lo tome come si fuera un trabajo y busque algo placentero cuando se ejercite: música, un lugar hermoso o quizás una pequeña recompensa después.

  • Tómese el pulso

No debe tener más de 20 pulsaciones por encima del normal en reposo. No importa el tipo de ejercicio.  Si empieza a sentirse sin aliento, deje de ejercitarse y tómese el pulso.  Cálmese, siéntese si puede; si no, apóyese o agárrese a algo firme.  Relaje la parte superior del cuerpo, dejando colgar brazos y cabeza.  Luego frunza los labios.  Procure que el tiempo que le tome exhalar aire sea el doble del que le toma inhalar.

Para tomarse el pulso, ponga los dos primeros dedos de la mono derecho en su muñeca izquierda, como indica la figura.  Cuente las pulsaciones durante 15 segundos y multiplique ese número por cuatro.

  • Aprenda a respirar

Se sorprendería si supiera cuánta gente (la tercera parte de los adultos) no respira adecuadamente.  Para hacerlo bien, no piense en sus pulmones sino en su barriga.  Equivocadamente, muchas personas respiran con la parte superior del pecho.  El músculo respiratorio o diafragma está mucho más abajo, en el borde inferior de las costillas.

Una buena forma de calentarse antes de ejercitarse es respirar con el abdomen.  Siéntese derecho en una silla y póngase una mano en el pecho y la otra en el abdomen.  Concéntrese en su respiración hasta que sienta que su estómago hace la mayor parte del trabajo.  Con el tiempo desarrollará el diafragma y respirará más eficazmente.

  • Camine

No hace falta que haga ejercicios muy técnicos o rebuscados para disfrutarlos y beneficiar a la salud.  Caminar es una de las formas de ejercitarse más sanas, fáciles y placenteras. Póngase un par de zapatos cómodos y ropa ligera, salga. Explore nuevas zonas y conozca bien su barrio o camine para hacer las compras o visitas.

Mientras camina, relaje la parte superior del cuerpo y mantenga un ritmo cómodo.  Tenga cuidado de no excederse.  Si siente que pierde el aliento, pare, relájese y respire con los labios fruncidos como se describió anteriormente.

  • Utilice su imaginación

Frecuentemente, el caminar es apenas un comienzo.  Hay muchas actividades para ejercitar los pulmones y el corazón que no son físicamente exigentes, como la horticultura, la natación o el bailar, pero lo mejor es que consulte a su médico antes de empezar.

 

¿Que es la EPOC?

 

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es el término que se emplea para describir la bronquitis crónica y el enfisema.  Afortunadamente muchos casos de EPOC pueden ser tratados.  Si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas de manera constante, puede que tengo alguna forma de EPOC.

  • Tos fuerte que persiste entre catarros

  • Sibilancias

  • Dificultad para respirar

  • Catarros intensos y frecuentes

  • Falta de aliento al esforzarse

  • Infecciones respiratorias en forma frecuente

Si así fuera debe consultar a su médico para que le haga los exámenes necesarios y trate la enfermedad.

extraído de http://www.lasalud.cl/

 

 

volver